Colabora a través de donaciones de alimentos o económicas, entrega de excedentes de alimentos, compartiendo su experiencia profesional o la ilusión y el esfuerzo que puedan aportar a través de un voluntariado.

   Declarado de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior

   Premio Príncipe de Asturias de la Concordia

     Medalla de Oro de Canarias

     Roque Nublo de Plata del Cabildo de Gran Canaria

     

La Escuela del Voluntariado

La Escuela de Voluntariado tiene como objetivo fundamental proporcionar una serie de acciones formativas encaminadas, no sólo al voluntariado específico del Banco de Alimentos, sino también a las personas voluntarias de las distintas entidades benéficas con las que se colabora.

La participación del voluntariado adquiere mayor sentido y eficacia con una organización y una formación de calidad. Una adecuada información y formación garantiza la adquisición de las herramientas necesarias para saber dar respuesta a las diversas situaciones que la acción voluntaria plantea en el día a día y es, además, un derecho de todas aquellas personas que realizan acciones desinteresadas en beneficio de su comunidad. Su finalidad es promover un voluntariado dinamizador y responsable.

Sus objetivos

La Escuela de Voluntariado del Banco de Alimentos de Las Palmas pretende ofrecer:

  • Un plan de formación integral adaptado a las características de las personas y de las diversas tareas en las que las mismas realizan su participación. 
  • Actividades para la promoción de una cultura de participación y fomento de agentes de sensibilización e integración social. 
  • Debate y reflexión en torno a la acción voluntaria como ejercicio de la ciudadanía, desde una metodología participativa donde se combine el estudio, la práctica y el avance teórico desde un planteamiento de investigación-acción.

Actividades

Las actividades de la Escuela se articulan en torno a tres ejes:

  • Información
  • Formación
  • Coordinación

Niveles de formación

 - Formación básica, que tiene como objetivo:
   • Introducir a los/as participantes en el concepto de voluntariado.
   • Dar a conocer el marco legal y ético de la acción voluntaria.
   • Dar a conocer la diversidad de formas y ámbitos de participación voluntaria dentro del Banco de Alimentos.
   • Mecánica de actuación del Banco de Alimentos
   • Motivar la acción voluntaria entre los/as participantes.

 - Formación específica, orientada a capacitar al voluntariado en temas concretos tales como:
   • La comunicación eficaz
   • Manipulador de Alimentos
   • Prevención de riesgos laborales
   • Dinámica de grupos
   • Primeros auxilios
   • Todos aquellos que vaya demandando el desarrollo del Banco de Alimentos

La opción educativa de la Escuela

La Escuela opta por una formación: 

  • Integral
  • Participativa
  • Inductiva
  • Permanente.

Una formación integral que desarrolle con equilibrio los aspectos que se deben contemplar y que al mismo tiempo sepa adecuar la mayor o menor relevancia que se le dará a cada uno de ellos en cada momento del proceso de formación. Ese equilibrio significará la distribución ordenada de las distintas áreas que debe abarcar un proceso de formación. Esas áreas son las siguientes:

 - Área de formación institucional del Banco:
   • Los objetivos del Banco de Alimentos.
   • Su Historia y Estatutos.
   • El "contrato" con el Banco de Alimentos: la Carta del voluntario.
   • Derechos y deberes:
   • Los campos de acción.

 - Área de formación personal:
   • Las motivaciones.
   • Las actitudes.
   • Las aptitudes.
   • El sentido de la responsabilidad.
   • El sentido de la gratuidad
   • El "espíritu” voluntario.

 - Área de formación grupal: 
   • El trabajo en equipo.
   • La dinámica de los grupos.
   • Los roles dentro del grupo
   • Los conflictos grupales
   • La toma de decisiones.

Una formación participativa, en el sentido de implicación activa en un verdadero proceso. Esta es una nota de la formación que atañe principalmente al formador que invierte fe en los voluntarios, que revaloriza la experiencia y la iniciativa que poseen, que retoma las intervenciones, sistematiza y completa los aspectos que faltan.

Una formación inductiva que contemple lo teórico, en la medida en que le abre al voluntariado un panorama, le muestra otra perspectiva más amplia de la donación de su tiempo y su persona; y lo práctico, en la medida en que la acción bien hecha será nueva fuente de motivación y responsabilización.

Una formación permanente que deberá estar garantizada por instrumentos tales como: reuniones de trabajo, folletos, lecturas, jornadas, publicaciones, encuentros, etc., que se ofrecerá al voluntario o se procurará a sí mismo.