Colabora a través de donaciones de alimentos o económicas, entrega de excedentes de alimentos, compartiendo su experiencia profesional o la ilusión y el esfuerzo que puedan aportar a través de un voluntariado.

   Declarado de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior

   Premio Príncipe de Asturias de la Concordia

     Medalla de Oro de Canarias

     Roque Nublo de Plata del Cabildo de Gran Canaria

     

Julio González Díaz

Habían pasado pocos días desde que Julio se jubilase, cuando su amigo Nicolás Rodríguez Sánchez, le preguntó si le interesaba trabajar para un Banco. ¿Pagan mucho? preguntó Julio, "Te vas aforrar" , le contestó Nicolás. Y efectivamente, Julio se ha "forrado" de satisfacción hasta la fecha.

Este ex profesional en el Departamento de incidencias de equipajes de Iberia, de sonrisa permanente, ha encontrado en el Banco de Alimentos de Las Palmas un motivo de ocupar su tiempo en una causa solidaria, colaborando en el área de Logística donde es uno de los más veteranos y que le hace vivir en todo momento un ambiente de solidaridad.

Siempre está dispuesto a animar a otras personas jubiladas o próximas a jubilarse para que compartan con él su experiencia porque considera que, se mire por donde se mire, las actividades que tiene el Banco de Alimentos son muy gratificantes.

Julio González Díaz, enamorado del senderismo y ferviente devoto de la Virgen del Pino, ya ha ido, junto a otros compañeros del Banco, caminando hasta Teror para dar gracias a la Virgen por todas aquellas cosas importantes que el Banco ha necesitado y sorprendentemente han aparecido.